jueves, 8 de mayo de 2014

¿Qué es el Marketing Sensorial?


¿Por qué poseemos los sentidos? Si tenemos la capacidad de ver, tocar, oír, oler y degustar es para comprender el mundo que nos rodea, y en esto se basa el marketing sensorial. Como utilizar estas sensaciones para que consumas o no un producto.

¿Te has puesto a analizar como seleccionas algo para tu consumo? El marketing sensorial lo está haciendo por ti. Dentro de lo que se conoce como Neuro Marketing se estudian los sentidos y la relación de estos con el inconsciente emocional y el papel fundamental que juegan en la selección de un producto frente a otro.

Dejar en solitario al sentido de la vista, con puntos de impulso para la compra o colores y escaparates atractivos, ya está más que anticuado dentro de esta rama del marketing. Muy pensado y conocido es la distribución de los productos dentro de un supermercado. Pocos saben lo que pagan algunas firmas por estar en aquellos estantes a la altura del golpe de vista de su consumidor objetivo.

Primero le sumaron la música, que de acuerdo a la impronta que quiera la firma, será rápida y pop (tiendas de moda) o lenta y tranquila (supermercados). La primera para que asocies lo moderno de la marca con un estilo de música, la segunda para que permanezcas más tiempo en el proceso de tu compra.

Dentro del marketing sensorial están explorando ahora la sinestesia o relación que existe entre todos los sentidos. Como uno de ellos puede influenciar en los otros para la selección y las emociones que disparan en el proceso de la compra.

Un claro ejemplo es el aroma en las tiendas. Actualmente se sabe que el olfato es el sentido que más rápida conexión tiene con la memoria emocional del individuo, como lo comenté en el post de “Los olores y aromas”. No es de extrañar entonces que puedas encontrar en las tiendas, un aroma característico de la firma de acuerdo a que cliente quieren llegar. Estudios han comprobado que la esencia de Rosa marroquí hace que los hombres compren más y en cambio la esencia de vainilla lo hace para las mujeres. Algunas firmas incluso han creado su propio aroma para que, no sólo lo asocies en la tienda, también fuera de ella cuando lo vuelvas a percibir.

Y no sólo en la hostería y tiendas de alimentación pueden participar los demás sentidos. Si entras a una tienda de té o café, por ejemplo, suman puntos aquellas que te ofrecen una degustación de sus productos o por el contrario, restan aquellos bares y restaurantes, donde el olor a aceite quemado, te hace el efecto contrario. Recuerdo perfectamente que en la mayoría de las tiendas en Brasil, mientras recorres y te pruebas ropa, un dependiente te ofrece un café para que te sientas más a gusto durante el proceso. También en el norte de África suelen ofrecer el famoso té moruno en las tiendas y mercadillos.

No se extrañen si en breve, dentro de una tienda de moda en España puedan saborear una copa de buen vino. Tiempo al tiempo. Ya están tardando las bodegas y las firmas de moda en ponerse de acuerdo para realizar estas experiencias de marketing sensorial. ¿No creen?

Les dejo un video enlace para que vean como en otros países se está trabajando el Marketing sensorial y las emociones en sus consumidores. Algunos muy acertados, otros… bueno… espero muchos comentarios al respecto.

Por cierto y fuera del tema, en breve daré mi última Master Class sobre Té en Madrid hasta pasado el verano. Infórmate y apúntate con un E-mail

2 comentarios:

  1. Interesante... y eso que desde no hace mucho en España se empieza a extender la gamificación como "nuevo" sistema de fidelización: la sorpresa, el juego, la vida "coca-cola y una sonrisa"... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los comentarios Alicia. Es así "Lo que te diferencia te hace fuerte frente a la competencia"

      Eliminar